Pedicura semipermanente

Busca Treatwell Pedicura semipermanente cerca de ti
¿Desea tener unos pies perfectos durante dos semanas? Pruebe la pedicura de dos semanas: es igual que la pedicura habitual pero con un esmalte en gel más refinado que el esmalte normal. ¿El resultado? Unos dedos de los pies lustrosos y sin desconchados durante mucho más tiempo. ¡Un sueño hecho realidad!

Hay pocas cosas tan agradables como verse las uñas de los pies recién pintadas. Hasta que se desconchan - algunas veces ¡momentos antes incluso de dejar el salón! Afortunadamente, tenemos respuesta a sus oraciones en materia de pedicura. ¡Deje atrás las pedicuras del pasado y pruebe la pedicura de dos semanas!

En lo que se refiere al color resistente a los desconchados, dispone de dos opciones: Shellac o gel. Ambos proponen la solución perfecta para aquellas que buscan una pedicura impoluta, ya sea para una ocasión especial, un viaje o simplemente, para mimarse sin ninguna complicación.

¿QUÉ ESPERAR?

Su tratamiento empezará como cualquier otra pedicura normal. Se sentará en un cómodo sillón de su salón o bar de uñas habitual y su experta en manicura comenzará a retirarle el esmalte que aún le pueda quedar.

La única diferencia entre el gel y el Shellac son los propios productos. Shellac es la marca de un innovador producto de uñas creado por Creative Nail Design. Conocido por ser un favorito del mercado, es una mezcla de esmalte y gel que puede aplicarse a sus uñas naturales (sin necesidad de esculpirlas o rellenarlas). Presenta muchos colores clásicos y contemporáneos donde escoger.

Por otro lado, una manicura en gel es una capa de gel de color que se aparenta mucho al esmalte de uñas. Marcas como OPI y Bio Sculpture Gel han creado esmaltes en gel, para que pueda sentirse mimada a la hora de escoger el tono que más le conviene.

Al contrario de lo que ocurre con la pedicura habitual, una pedicura de dos semanas no se ve opaca ni deslucida después de unos días. De hecho, sus pies se verán igual de impecables después de varias semanas.

Su experta en manicura empezará moldeando y puliendo sus uñas con una lima, empujando las cutículas, para una máxima limpieza. Después le aplicará una base de esmalte, seguida de dos capas de gel o Shellac y por último una top coat para el toque final. ¡Una vez que su manicurista experta le haya aplicado las diferentes capas de esmalte, solo tendrá que dejar secar sus pies bajo la luz UV y listo! No hay peligro de que se chafen y tampoco necesitan tiempo de secado por lo que más fácil imposible.

Al contrario de lo que ocurre con la pedicura habitual, una pedicura de dos semanas no se ve opaca ni deslucida después de unos días. De hecho, sus pies se verán igual de impecables después de varias semanas. La única razón por la que el Shellac y las pedicuras en gel se conocen con el nombre "pedicuras de dos semanas" se debe a que las cutículas vuelven a crecer. El propio esmalte permanece intacto durante mucho tiempo.

BUENO A SABER

Tanto las pedicuras en gel como en Shellac pueden retirarse fácilmente envolviendo cada uña en acetona con envoltorios especiales o bolas de algodón. Para un acabado perfecto, le recomendamos que vuelva al mismo salón para asegurarse de que un profesional le retire bien el producto.

Tanto las pedicuras en Shellac como en gel pueden durar hasta dos semanas sin desconchados, fisuras o necesidad de costes extras. ¿Y la mejor parte? Una pedicura de dos semanas no cuesta mucho más que su pedicura habitual, pero el resultado es diez veces más eficaz.

¡Hágase una pedicura de dos semanas! No sólo ahorrará tiempo y dinero sino que lo más probable es que sus pies se lo agradezcan.


Comparte este artículo

De los Treatment Files