Corte de pelo hombre

Busca Treatwell Corte de pelo hombre cerca de ti
Cortes rebajados, con capas largas, al estilo militar, al rape, con tupé... ¡hoy en día los cortes de pelo masculinos son tan variados como los de las mujeres! Sea cual sea tu estilo, cuando salgas del peluquero el resultado siempre será el mismo: un corte de pelo pulcro y elegante. ¡Te sentirás como nuevo!

Aunque muchos piensan que son las mujeres las que más disfrutan de un corte de pelo y un cambio de estilo, hoy en día los hombres tienen una variedad de opciones de peluquería que cubren una amplia gama de técnicas de corte y estilismo. Puedes elegir un peluquero específico para hombres, aunque también encontrarás estilistas que cortan el pelo tanto a hombres como a mujeres, todo depende de tus preferencias y de si simplemente buscas un corte de pelo o un cambio de imagen completo.

¿ES PARA MÍ?

La principal decisión a tomar a la hora de cortarte el pelo es si prefieres que tu peluquero utilice tijeras o maquinilla.

La maquinilla es un aparato eléctrico que se usa para cortar el pelo de manera uniforme, logrando así un acabado impecable y preciso en la línea del cabello. Tiene un par de cuchillas en forma de zigzag en la zona de corte que se mueven rápidamente de lado a lado en direcciones opuestas al encenderla. Normalmente, se coloca un protector delante de las cuchillas para proteger el cuero cabelludo y para reconducir el pelo entre las zonas de corte. Dependiendo del estilo que busques, las cuchillas se pueden ajustar para conseguir un acabado muy corto o algo más largo. A menudo, los cortes con maquinilla se identifican mediante números. Estos números representan la longitud del protector de las cuchillas y, por lo tanto, el largo del pelo. N.º 1 – 3,4 mm, N.º 2 – 6,4 mm, N.º 3 – 9,5 mm, N.º 4 – 12,7 mm, N.º 7 – 22,2 mm, N.º 8 – 25,4 mm.

Las tijeras también tienen varios tipos de hojas y los barberos y estilistas las utilizan para cortar y rebajar el pelo manualmente y con precisión. Puede que un corte con tijera lleve más tiempo, pero permite una mayor variedad de largos y texturas en el acabado. Por lo tanto, si buscas un estilo más elaborado y quieres añadir textura a tu peinado, un corte con tijera es tu mejor opción.

Por lo tanto, si buscas un estilo más elaborado y quieres añadir textura a tu peinado, un corte con tijera es tu mejor opción.

BUENO A SABER

Si no estás al tanto de la jerga peluquera pero quieres asegurarte de que tu peluquero entiende perfectamente el tipo de corte que buscas, te explicamos a continuación varias expresiones que debes conocer:

El “arco” es la zona alrededor y detrás de la oreja, que empieza en la parte superior de la patilla y termina al lado del cuello hacia la parte posterior de la cabeza.

La “nuca” es la zona en la que acaba el pelo y empieza la parte posterior del cuello. Una “nuca recta” es cuando se corta el pelo para crear un acabado con una línea recta, mientras que una “nuca rebajada” significa ir cortando el pelo cada vez más corto de manera gradual hasta llegar a la parte posterior de la cabeza.

La “coronilla” es la zona en la parte alta posterior de la cabeza, donde empieza a crecer la mayor parte del pelo.

Al igual que en los cortes de pelo de las mujeres, la “raya” es la zona en la que se divide el pelo en direcciones opuestas en los cortes largos, y normalmente deja al descubierto el cuero cabelludo.

Un “corte al rape” es un tipo de corte de pelo muy corto en el que el pelo se deja relativamente largo en la parte delantera y luego se va rebajando hasta quedar gradualmente más corto al llegar a la coronilla.

Por otro lado, un corte de pelo “rebajado” es un estilo en el que se va rebajando la longitud del pelo de una parte de la cabeza a otra (por ejemplo, largo en la parte superior y gradualmente más corto hasta llegar al cuello).

En un corte “a capas” se utilizan las tijeras para cortar el pelo en capas distintas (normalmente en la parte superior de la cabeza o hacia la parte posterior) para conseguir un acabado con textura y más desenfadado.

Aunque muchos piensan que los estilos para hombres necesitan de menos cuidados posteriores que los de las mujeres, si quieres mantener intactas la definición y la forma de tu corte, te recomendamos que acudas a tu peluquero una vez cada 3 o 4 semanas, dependiendo de lo rápido que te crezca el pelo. Si te parece demasiado, entonces una visita al peluquero cada dos meses para contrarrestar los efectos perjudiciales de la contaminación, el tiempo y los tintes de origen químico no solo dejará tu pelo con un aspecto impecable sino que también ayudará a su crecimiento. ¿A qué esperas?


Comparte este artículo