Masaje descontracturante

También conocido como:

Masaje balinés

Busca Treatwell Masaje descontracturante cerca de ti
¡Si tiene tensiones y dolores que el masaje sueco clásico no puede resolver, quizás esta técnica sea la opción ideal! El masaje de los tejidos profundos utiliza mayor presión y se concentra sobre la zona afectada, pudiendo provocar algo de molestia. ¡Pero vale la pena, ya que alivia el dolor a largo plazo!

El masaje de los tejidos profundos es una terapia que se utiliza para tratar la tensión crónica y las lesiones causadas por el uso excesivo de ciertas partes del cuerpo, como el codo de tenista y el síndrome del túnel carpiano. Si bien algunos movimientos se asemejan a los del masaje clásico (sueco), el ritmo suele ser más lento y la presión más fuerte, concentrada en las zonas afectadas. Los masajistas pueden utilizar los antebrazos, los codos, las yemas de los dedos y los nudillos, así como toda la mano, para separar los tejidos adheridos. Estas bandas de tejidos duros pueden causar dolor e inflamación y limitar el movimiento y la circulación en los músculos. Esto puede traducirse como una rigidez en la parte superior de la espalda y el cuello, dolor en la zona lumbar, piernas tensas u hombros. El masaje de los tejidos profundos sirve para realinear las diferentes capas de tejido, tratando los tendones, los ligamentos, los músculos y las fascias (capas protectoras de los tejidos que rodean los huesos, las articulaciones y los músculos) para liberar la tensión y aliviar el dolor.

¿ES PARA MÍ?

El masaje de los tejidos profundos suele focalizarse sobre un problema específico, como un dolor muscular crónico o la rehabilitación de una lesión. La lista de condiciones que puede tratar eficazmente es amplia, incluyendo latigazo cervical, lesiones por esfuerzo repetitivo, problemas posturales, ciática, lesiones deportivas, recuperación tras caídas, tensión muscular y espasmo en glúteos, tendones de la corva, cuádriceps, romboides, músculos isquiotibiales y parte superior de la espalda. Se ha descubierto que esta terapia es más efectiva para aliviar el dolor de la osteoartritis que otras alternativas, incluyendo ejercicios y terapia física, medicamentos recetados y de venta libre, quiropráctica, acupuntura, dieta y glucosamina. También se recomienda para dolores causados por la fibromialgia, con una mejora del rango de movimiento que a menudo se nota inmediatamente. Los beneficios del masaje de los tejidos profundos no se limitan a los músculos y el dolor; esta técnica también ayuda a reducir la presión arterial, la frecuencia cardiaca y los niveles de las hormonas del estrés. El masaje es útil tanto para el cuerpo como para la mente, ya que mejora el estado de ánimo y ayuda a relajarse.

¿CAUSA DOLOR?

Todo esto suena maravilloso. Probablemente se pregunte si hay una trampa. “¿El masaje de los tejidos profundos causa dolor? ¿Vale la pena soportar el dolor frente los beneficios obtenidos? ¿Seré capaz de soportarlo?” En ciertos puntos del tratamiento la mayoría de las personas siente alguna cierta molestia. Es lógico, ya que se ejerce una presión profunda y directa sobre zonas dolorosas o lesionadas. Se ablanda el tejido cicatricial, se elongan los músculos, se deshacen los nudos y se reposicionan las subcapas musculares. Si se trabajen zonas demasiado tensas puede resultar muy útil respirar profundamente. Es importante señalarle al masajista cuales son las zonas dolorosas y prevenirle si el dolor se hace muy fuerte. Así, podrá reducir la presión o aplicar más aceite para aumentar la relajación de los músculos. Puede ser útil realizar varias sesiones, a fin de que el cuerpo se ajuste.

Los beneficios aportados por el masaje de los tejidos profundos no se limitan a los músculos y el dolor; esta técnica también ayuda a reducir la presión arterial, la frecuencia cardíaca y los niveles de las hormonas del estrés.

Después de un masaje de los tejidos profundos puede haber cierta rigidez o dolor, durante uno o dos días, pero puede reducirse con estiramientos. También se puede aplicar hielo en las zonas dolorosas. Conviene beber abundante agua para rehidratar los músculos y eliminar las toxinas liberadas con el masaje. Lo ideal sería evitar las actividades enérgicas inmediatamente después del masaje y comer liviano antes del tratamiento.

BUENO A SABER

No se deben realizar masajes directos sobre una piel con moretones, inflamada, infectada, con sarpullido o lesiones, así como tampoco sobre huesos frágiles, zonas fracturadas recientemente, tumores o hernia abdominal. Si se ha sometido recientemente a una cirugía, una quimioterapia u otros procedimientos médicos, consulte a su médico antes de recibir un masaje. El masaje de los tejidos profundos, así como otras técnicas de presión intensa, puede ser contraproducente durante el embarazo, salvo si el masajista tiene una formación específica, y no ser apto para personas con osteoporosis. Puede resultar peligroso en presencia de coágulos, o si hay riesgo de formación, pudiendo desplazarlos. El masaje de los tejidos profundos ofrece resultados increíbles, aumentando la movilidad y reduciendo el dolor crónico.


Comparte este artículo

De los Treatment Files